24 octubre 2006

El que la hace, la paga

¿Se acuerdan de aquel caso de información privilegiada protagonizado, entre otros, por una modista croata y una bailarina de cabaret? Es un alivio comprobar como aquellos que colaboran de alguna forma con el uso y difusión de información privilegiada de vez en cuando sufren las consecuencias. Nickolaus Shuster, que trabajaba para una planta de impresión de Business Week, ha sido declarado culpable por un tribunal federal de Manhattan de filtrar los nombres de aquellas empresas que recibían una valoración favorable en la columna Inside Wall Street de la citada revista, antes de que ésta saliera a la calle. A cambio de su cooperación, Shuster ha reconocido que recibió 20.000 dólares de dos personas cuyos nombres desconocía. En la trama estaban implicados, según la SEC, dos antiguos trabajadores de Goldman Sachs - David Pajcin y Eugene Plotkin-.

3 comentarios:

Rubén J. dijo...

Hola Alfonso, aunque el caso que mencionas es de hace algún tiempo, me temo que por la proliferación de investigaciones en EEUU vamos a tener este tipo de temas en los titualares muy a menudo. El caldo de cultivo es perfecto: "alegría bursátil" y "dinero fácil". La verdad, se vuelven a ver cosas que no se veían desde hace muchos años. Un saludo.

Rubén J. dijo...

Por cierto, me gusta el diseño del blog, pero le daría un puntito más a las tipografías... Para leer mejor. Salu2

Alfonso Vara Miguel dijo...

Hola Rubén:
Una de las preguntas que yo me hago es si los periodistas habrán aprendido algo del la crisis de las puntocom y evitaremos el que dentro de un tiempo alguien pueda de nuevo echarnos en cara: ¿dónde estábais los periodistas entonces?

Respecto al diseño, todo depende del navegador que utilices. En Internet Explorer el tamaño de la letra es bastante legible, pero en el caso de Mozilla o Firefox sí hay un problema de pequeñez que trataré de eliminar.

Un abrazo y a ver cuándo nos vemos por el viejo reino.