26 febrero 2008

Por la boca muere el pez

Como dirá José Luis Orihuela, una selección (no) periódica, muy personal de algunas frases del primer debate entre Rajoy y Zapatero:

MCV: "Debo pedirle que durante esta media hora del debate acepte, por favor, que le trate solamente como el candidato del PSOE y no como presidente del Gobierno en funciones". (Justo lo que acaba de hacer).

MCV: "Abre, con dos minutos en este caso el turno, Mariano Rajoy y la contrarréplica será del señor Rodríguez Zapatero." (Será la réplica. La contrarréplica sería la réplica de la réplica ¿no?)

MR: "Mire usted, no se esconda usted, señor Zapatero, detrás de los datos macroeconómicos, (...) cuando llegamos al Gobierno nosotros había una inflación del 4´3%. Cuando nos fuimos del Gobierno, la inflación era del 2´1 (...) nos la vuelven a dejar en el 4´3 (...) está en el 4´3; (...) el señor Solbes nos dejó una tasa de paro del 22%, que era un auténtico récord. La bajamos al 11% y cuando nos fuimos de Gobierno había dos millones de parados, señor Zapatero. Y ahora hay 2.200.000 parados (...) España tiene un déficit exterior del 10% (...) Por tanto, ni me hable de cifras macroeconómicas ni me dé datos que nadie entiende". (Rajoy, predicando con el ejemplo).

Y un par de minutos más tarde...:

" El salario medio español ha subido desde el primer trimestre de 2004 hasta el tercer trimestre del 2007 un 10% y la inflación ha subido un 14,5% (...) cuando usted llegó al Gobierno había 2 millones de parados, ahora hay 2.200.000 parados y además en las últimas fechas (..) se ha aumentado en 300.000 parados (...) deje de dar cifras macroeconómicas que nadie entiende (...) Mire, yo le pido que se deje de darnos datos macroeconómicos". (Pues eso).

ZP: "Ahora vivimos un momento de recesión económica mundial." (Otro catastrofista más).

ZP: "Si ustedes hubieran gobernado durante 30 años seguidos lo que es evidente es que en España hubiera habido menos Educación, menos Sanidad, menos derechos, peores pensiones… Desde luego seríamos un país menos libre y más intransigente". (La campaña del optimismo y del talante, lo llaman).

MR: "¿Qué es eso? ¿Un bono bus? (Risas...). (¿De qué se reía este hombre?)

MR: "No me hable de hechos ni me haga eslogans. (..) Se necesita trabajo, esfuerzo, mérito". (Eso, sin eslóganes).

MR: "Y no me diga eso que dice usted de que buscó la paz. Todo el mundo la buscó. Ni de que habló de buena fe, hizo las cosas de buena fe. ¿Es que hace usted algunas cosas de mala fe? La buena fe se le presupone a un político". (Como el valor al soldado en el Ejército español).

ZP: "Cuando llegué al Gobierno veníamos de una Legislatura en la que había habido 238 víctimas mortales por el terrorismo. 46 a manos de ETA y 192 en el atentado del 11-M a manos del terrorismo islamista (...) Para mi es inmoral usar en la lucha partidista el terrorismo. Inmoral. (ZP, con los muertos encima de la mesa).

ZP: "Hemos sufragado la educación infantil de tres a seis años al 100% y ahora nos proponemos hacerlo de cero a tres por cien". (Creo que mi hijo Pablo tiene 4 años y cuarto y mitad por ciento de 5).

MR: "El mayor reto de futuro que tenemos es la Globalización, para que se entienda, China e India, el 38% de la población mundial están creciendo al 10% (y unos segundos más tarde...) yo quisiera decir una cosa, para los españoles de a pie, y sobre todo, para los más jóvenes, el reto más importante de futuro es disponer de una vivienda". (De Pekín a los minipisos pasando por Calcuta).

ZP: "Mire señor Rajoy, vamos a hablar de vivienda (y segundos más tarde...) "para mi la prioridad es la educación y la investigación. Esa es la gran prioridad del futuro, la base". (Pero ¿por qué nadie habla de lo que dice que va a hablar?).

MR: "Lleva una temporada diciendo que soy el peor ministro de la democracia a todos los ministerios en los que estamos. En fin, seguramente es el mejor presidente del Gobierno de España desde los Reyes Católicos". (Si Felipe II levantara la cabeza...).

MR: "Yo quiero que la niña que nace en España tenga una familia y una vivienda y unos padres con trabajo (...) Yo me esforzaré especialmente para que la familia esté atendida, y la vivienda se pueda conseguir y para que no falte trabajo (...) Quiero que sea un heraldo de la libertad, de la tolerancia y de los derechos humanos, porque habrá crecido en libertad y no tendrá miedo a las ideas de los demás (...) Quiero que sienta un hondo orgullo por ser española, por pertenecer a esa nación tan vieja, tan admirable, que le habrá ofrecido las mejores oportunidades, pero que habrá sabido ser exigente con ella para convertirla en una mujer madura y responsable". (Rajoy, después de castigar el hígado de ZP, se transforma en el yayo Mariano contando el cuento de la niña del heraldo. Y a los niños, ¡qué les den¡).

ZP: "Desde que España recuperó la libertad, España está fortalecida y hemos dado un gran avance histórico. Tengo plena confianza en las enormes posibilidades de la España libre y unida". (Uy, si llega a añadir "grande" la lía).

ZP: "No puedo prometer que todas las personas tengan éxito en su vida, pero si me puedo comprometer a trabajar para que todas las personas tengan las mismas oportunidades para tener éxito, y aquellas que no lo alcancen tendrán el amparo de nuestro país". (No me negarán que es un excelente cierre).

ZP: "Buenas noches y buena suerte". (Como no sé de cine, me acordé de la ONCE. Ya saben, si no les ha tocado hoy, recuerden que mañana habrá de nuevo sorteo del cupón).

MCV: "Ustedes ya saben que a partir del 9 de marzo el próximo presidente del Gobierno se llamará Mariano Rajoy o José Luis Rodríguez Zapatero. Se llamará Zapatero o se llamará Rajoy". (El moderador no moderado haciendo apología del voto útil).

En fin, ya me disculparán que esto no tiene que ver con periodismo económico.

2 comentarios:

cmarti dijo...

Mucha enjundia...
Un saludo,
Carlos M.

Anónimo dijo...

Me ha hecho muchisima gracia, principalmente la de los Reyes Católicos y la del aumento del 0 al 3%. Esto es lo que pasa cuando los políticos no se la juegan con su propio intelecto sino que se limitan a decir lo que sus asesores les proponen. O les sale de carrerilla o se pierden a la primera.