02 diciembre 2008

Periodismo patriota y autocensura

Muy interesante este comentario del profesor Juanjo García Noblejas en Scriptor sobre las reuniones mantenida por el presidente del Gobierno con editores y directores de determinados medios de comunicación:

Lo que no es comprensible es que los lectores, oyentes y espectadores de esos medios de comunicación no se enteren de la existencia de esas reuniones y mucho menos de lo que en ellas se ha hablado acerca del "manejo" de lo que nos interesa a todos.

No es comprensible, porque, una vez conocido el hecho, y una vez que éste no se desmiente por parte de los interesados, el hecho huele a conjura, a chantaje, a manipulación, mangoneo, o a todas esas cosas -y otras peores- al tiempo. Al menos, en una democracia o partitocracia que no quiere ser bananera.

He recordado dos preguntas que me hicieron hace ya algunas semanas en una entrevista para ADN.es:
- La semana pasada hubo rumores de que Zapatero reunió a los directores de los principales periódicos para pedirles que no publicaran informaciones alarmantes. ¿Hasta qué punto sería esto lícito y realmente solucionaría problemas o sólo serviría para tapar el agujero y seguir una temporada hasta que todo explote por fin?

¿Alarmantes para quién? ¿Se imagina que en caso de una epidemia sanitaria el presidente pidiera a los directores que no se informara y estos aceptaran la autocensura? Cada cual ha de ser responsable en su terreno: que el presidente haga lo que tenga que hacer para paliar los efectos de la crisis utilizando la política fiscal, y que los directores de periódicos fomenten el ejercicio responsable de la profesión periodística, informando con honestidad, rigor e independencia de aquellos asuntos que afectan a la mayoría de los ciudadanos. Está demostrado que la ausencia de información es la que favorece la difusión de rumores y falsas verdades.

- ¿Cree que los medios se están comportando de manera patriota o de manera partidista?

El verdadero periodismo patriota no es aquél que defiende los intereses del Gobierno o de las instituciones financieras sino el satisface con su buen trabajo el derecho de todos los españoles a estar bien informados. Creo que la mayoría de los redactores tratan de hacer lo que buenamente pueden para llenar varias páginas de un diario con informaciones que tratan de explicar una realidad compleja. Ahora bien, me preocupa cierta actitud acrítica respecto a lo que dicen las fuentes oficiales, ya sean gubernamentales como de instituciones implicadas como la banca, cajas de ahorros, etc. Por ejemplo, se repite como si fuera un mantra el que nuestro sistema bancario está fuera de peligro y riesgo, pero apenas se están ofreciendo datos, por ejemplo, sobre el coeficiente de morosidad o solvencia de todas y cada una de las entidades españolas. Y sí, claro, ha habido medios que han enfocado toda esta crisis desde una óptica estrictamente política, tanto para zurrar al gobierno como para salvarle la cara. Pero por desgracia, este tipo de comportamientos de determinados medios ya ni sorprenden.

1 comentario:

noblejas dijo...

Muchas gracias, Alfonso, por la referencia. Pero sobre todo, enhorabuena y muchas gracias por tus respuestas... Un cordial saludo, JJ